La buena hidratación de la piel de tu bebe

Nosotros debemos estar muy conscientes que la piel de un bebe es realmente muchísimo más fina que la de un adulto y que además la piel de los bebes tienen pocas barreras protectoras, por esta razón es que es de suma importancia extremar al máximo su protección justo desde los primeros días, con el fin de evitar que su piel se vea afectada directamente por los agentes tanto externos como ambientales, es por ello que nosotros por medio de este artículo queremos explicarles brevemente las características especiales de la piel de los bebes y de igual forma les daremos un consejo para evitar tanto sequedad como irritaciones con productos idóneos sobre todo para pieles más sensibles.

La piel de los niños y sobre todo la de los recién nacidos tienen en si algunos rasgos especiales que la hacen netamente diferente a la piel de un adulto, por ejemplo una de las características de la piel infantil es que el estrato córneo, la cual es la «capa callosa más superficial de la piel» aún no está totalmente desarrollada, por ende la piel de los bebes es mucho más fina que la de un adulto, por esta razón es que su piel en sí pierde calor y agua con más facilidad a diferencia de la piel adulta.

Por ende lo más recomendable es aplicarle a la piel de tu bebe productos idóneos para su protección, como cremas hidratantes especiales, cremas reparadoras para irritaciones, crema facial ultra nutritiva, crema protectora, entre otros similares, así que Cuida de la piel de tu bebe con estos productos ya que manteniendo su piel protegida e hidratada evitadas el riesgo de que tu bebe contraiga enfermedades cutáneas de tipo infeccioso e inflamatorio.

Muchas mamás hoy en día no le dan a este tema la importancia que se merece y por ende no cuidan correctamente la piel de sus bebes y por ello es que muchos niños y sobre todo los recién nacidos cuentan con acné neonatal, con manchas rojas en su piel, con erupciones e irritaciones frecuentes.

Además, ten en cuenta que la piel de un niño también es menos más ácida, ya que la concentración de ácido láctico y ácidos grasos es bastante menor, lo que causa una máxima vulnerabilidad directamente frente a los agentes infecciosos como parasitarios, es tanto así que les podemos decir que el pH de un recién nacido es apenas de 6’2-6’4.

E inclusive recuerda que él aún no ha desarrollado sus propios mecanismos defensivos, por lo tanto, las glándulas sebáceas son realmente muy escasas y por esta razón su sistema inmune es plenamente inmaduro todavía, también debemos estar conscientes que los bebes al nacer vienen cubiertos por una capa de grasa llamada «vermix caseoso» o también «unto sebáceo», el objetivo principal de este es protegerlos contra todas las infecciones cutáneas.

Esté al mismo tiempo actúa como nutrientes de la piel, evitando de gran forma así la propia descamación precoz dentro del vientre materno, una vez que esta capa de grasa desaparece completamente es cuando se debe comenzar a extremar al máximo su protección.

Lastimosamente dicha capa va poco a poco desapareciendo mediante el bebe se va desarrollando, por ello es que resulta netamente recomendable el uso de cremas hidratantes como emolientes y Crema reparadora para las irritaciones pero-orales adaptados plenamente a las características especiales de la piel de cada bebe, para evitar de cierta forma los problemas cutáneos, manchas rojas, acné neonatal, erupciones, irritaciones, descamación o sequedad, entre otros problemas de la piel a los que puedan enfrentarse los bebes debido a su piel sensible.

TE PUEDE INTERESAR:  Pañales de tela para el bebé: Todo lo que debes saber

Author: Caroline Millones Rea

Soy la Dra. Caroline Millones Rea, Pediatra y Asesor Médico Especialista Infantil de Monterrey - México. Tratará en este blog todos aquellos temas que son de interés para los padres primerizos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *